Más de 25 maravillas tecnológicas que Los Supersónicos predijeron

No era necesario esperar al 2021 para conocer las videollamadas, los Smartwatches y el Zoom. Bastaba con sintonizar a Los Supersónicos y enterarse buena parte de los siguientes 60 años.

Se veían venir

Uno de los avances que anticiparon los creadores de Los Supersónicos son los teléfonos celulares. Claro que los utilizaban principalmente para llamadas, algo que hoy en día es solo un aspecto más de los smartphones.

Se veían venir

A pesar de eso, los primeros móviles salieron a la venta en la década de 1970, y se popularizaron recién durante los ’80 y ’90. Así que es un verdadero logro que, 10 años antes, la familia más divertida del futuro ya contaba con ellos.

Estamos muy cerca

En la serie, la familia planea viajes y excursiones a la luna y al espacio. Cuando se escribieron los guiones, se vivía la época de la guerra espacial. La NASA era un fenómeno mediático y los cohetes un sueño que todos esperaban vivir.

Estamos muy cerca

Hoy, en 2021, los avances en la materia que llevan adelante multimillonarios como Elon Musk y Jeff Bezos, revivieron la esperanza de que los civiles puedan ponerse en órbita. De hecho, hace muy poco se lanzó el primer viaje de estas características. ¡Paciencia que ya está llegando!

Con la música no acertaron

Sorprende cómo los creadores de la serie imaginaron los televisores de un siglo después, en un momento donde ni siquiera existían las transmisiones a color. El parecido con los dispositivos actuales es una coincidencia tan grande que no parece producto de la casualidad.

Con la música no acertaron

Sin embargo, hay un aspecto donde fallaron: la música que se transmite en su pantalla, una especie de rock and roll estilo Elvis, ya no está de moda. Ver una guitarra en televisión es cada vez más difícil. La familia no pudo anticipar la música electrónica.

Parecían imposibles

Seguramente los pequeños que miraban la serie cuando se estrenó (quienes hoy deben ser ya bastante adultos), jamás imaginaron que los relojes inteligentes podían ser una realidad. Sin embargo, hace pocos años salieron al mercado, y son uno de los furores de la actualidad.

Parecían imposibles

De hecho, las grandes compañías tecnológicas están concentradas en volver a este producto cada vez más completo, cómodo y accesible. Las funciones que trae se multiplican todos los años, así que esos niños de los ’60 ya pueden sentirse como en Ciudad Órbita.

Verdaderos visionarios

Un sueño que los escritores de la serie no dudaron en incluir: las videollamadas. Los personajes tenían dispositivos como los “visófonos”. Además, contaban con una especie de televisor donde podían comunicarse con familiares y amigos a través de las pantallas.

Verdaderos visionarios

Si esto no parece la actualidad, entonces hay que estar ciego. El mundo de hoy usa cada vez más este tipo de comunicación, pero la familia Sónico ya la conocía desde hace más de 50 años. ¡Perdón por la tardanza!

Muy bien pensado

No caben dudas de que los creadores de Los Supersónicos eran expertos en tecnología. O, simplemente, dueños de una imaginación muy acertada. Las mañanas de Súper, el padre de la familia, eran más simples cuando su cepillo de dientes funcionaba de forma automática.

Muy bien pensado

Aunque en la actualidad no todos cuentan con uno, y tampoco con extensiones de brazos que lo acercan solo, son comunes los cepillos que giran gracias a un pequeño motor. La era de las comodidades de los Sónico están más cerca de lo que se cree.

Niños, soy el primer modelo de Classroom

Una predicción que, quizás dos años atrás, no hubiera sido tan relevante como lo es ahora. A pesar de que ya existían algunas plataformas y personas que aplicaban las clases virtuales, lo cierto es que la situación de pandemia obligó a volcarse a ellas.

Niños, soy el primer modelo de Classroom

Pero el 2020 no fue el primer año donde la humanidad imaginó tener clases tecnológicas. Casi 60 años atrás, la familia Sónico ya disfrutaba de una educación brindada por robots. ¡Les faltan las mascarillas!

No lo podría haber imaginado

Los creadores de Los Supersónicos estaban en todo. Desde las comodidades inalámbricas hasta el confort para el hogar, sin olvidar ni siquiera la moda. Por eso pensaron cómo iban a ser los bronceados en el futuro, cuando las personas quisieran parecer quemadas pero sin viajar a la playa.

No lo podría haber imaginado

Y claro que acertaron. Aunque, poco a poco, se demuestra lo dañinas que pueden ser las camas solares, para la población de Ciudad Órbita esto todavía no es un problema.

Con voluntad, Ultra

Otra vez, pantallas planas y televisores gigantes. Queda claro que los guionistas podían haber sido diseñadores de cualquier fabricante de estos aparatos. Sin embargo, hay algo más: Ultra Sónico tenía ganas de hacer ejercicio, y nada mejor que unas clases virtuales al estilo 2021.

Con voluntad, Ultra

La imagen completa es realmente impactante. No pudo ser mejor imaginada una actividad física en el hogar como sucede seis décadas después del estreno de la serie. Los creadores deben sentirse muy orgullosos.

Con esta pasaron a otro nivel

Quizás el hecho de imaginar televisores gigantes, teléfonos portátiles o relojes inteligentes, para 1962, era un sueño posible y alcanzable. Pero hay predicciones de Los Supersónicos que realmente escapan a lo que las personas en general podían anticipar del futuro cercano.

Con esta pasaron a otro nivel

Por ejemplo, los hologramas, que hasta no hace mucho todavía parecían imposibles. Cuando, durante un show homenaje a Michael Jackson en 2014, el artista ya fallecido apareció en el escenario mediante un holograma, todo el público (y el mundo) se quedó impactado.

Teletrabajo en los ‘60

Más allá de pensar en un futuro con trabajo virtual o conferencias por videollamada, los creadores de Los Supersónicos hasta imaginaron el reto del jefe en las pantallas. Esta modalidad de empleo, tan común en la actualidad, era muy difícil de pensarla en aquella época.

Teletrabajo en los ‘60

Sin embargo, la serie fue por todo. Creyeron que los avances tecnológicos no serían solo para el consumo o las actividades recreativas, sino también para el mercado laboral. Espero que Súper tenga una buena computadora.

Los Simpson llegaron tarde

La familia Sónico ya contaba con dispositivos inteligentes en el hogar. Claro que para el año 1962, pensar en comodidades de este estilo era solo un sueño. Poder encender las luces, un televisor o regar las plantas solo tocando un botón, se creía posible en 100 años.

Los Simpson llegaron tarde

Sin embargo, en poco más de la mitad del tiempo, ya están disponibles casi todas esas opciones. También la serie Los Simpson imaginó una casa de ese estilo en un episodio estrenado en 2001. ¡Esta vez llegaron tarde los de Springfield!

Soñar no cuesta nada

Quizás todavía no es tan común que los hogares cuenten con un robot para la ayuda de las tareas domésticas. Robotina, la asistente de Los Supersónicos, era una herramienta tan completa como soñada.

Soñar no cuesta nada

Si bien en la actualidad ya hay prototipos de este estilo, aún no están divulgados por el mundo. Sin embargo, la fecha pactada por la serie es la del 2062, así que aún quedan 40 años para desarrollar este aparato. ¡Ojalá sea tiempo suficiente!

La primera tablet

Está claro que las predicciones de Los Supersónicos se centran en los avances tecnológicos. En el caso de esta serie, lo más importante al momento de planear los episodios, era que sucedan dentro de escenarios futuristas pero posibles.

La primera tablet

Pensar en dispositivos electrónicos que se controlen apoyando los dedos no se trataba de una tarea sencilla. Las mentes de sus escritores estaban lo suficientemente abiertas para creer que estas tecnologías podían llegar a existir. ¡Y vaya que lo lograron!

Es casi inteligencia artificial

Si se deja de lado el tamaño o la forma concreta de la computadora, se puede decir que anticiparon con mucho éxito los juegos de PC. Por lo menos, enfrentar a rivales virtuales automatizados. Claro que falta una consola u otra plataforma.

Es casi inteligencia artificial

Sin embargo, en la década del ’60 los videojuegos todavía no existían. Y no solo eso, sino que ni siquiera estaban en la imaginación de la gente. Por lo que visualizar una partida entre un humano y una máquina, es todo un logro.

La comodidad de no caminar

Un objeto con el que las generaciones de aquel momento soñaban: cintas transportadoras. Buena parte del futuro se pensaba con autos voladores y este tipo de bandas que ahorrasen la tarea de caminar durante mucho tiempo.

La comodidad de no caminar

Aunque todavía no se encuentran en las calles o en comercios, sí pueden verse en muchos aeropuertos del mundo. Por lo que el año 2021 puede decirle a Los Supersónicos que no se preocupen, las cintas eléctricas están llegando a su debido tiempo.

Un futuro estético

Además de los progresos tecnológicos destinados al entretenimiento, las comodidades o las facilidades en el hogar, los creadores de la familia del futuro no se olvidaron de las cuestiones estéticas. Y lo bien que hicieron.

Un futuro estético

Cada vez son más los programas que ofrecen reparaciones faciales, estiramientos y hasta cirugías estéticas, tanto en hombres como en mujeres. Parece que estos escritores también anticiparon las preocupaciones de los futuristas por no envejecer o, al menos, no aparentarlo.

Para ir a la escuela

Los dispositivos con los que Cometín o Lucero se dirigían a sus lugares de estudio puede ser un prototipo de los actuales drones. En un principio, estos objetos de conducción automatizada no estaban habilitados para transportar humanos. Sin embargo, los últimos modelos sí están preparados para ese objetivo.

Para ir a la escuela

Es posible que, dentro de muy poco tiempo, se pueda ver a los pequeños Cometines volar felizmente a sus escuelas. Y, por qué no, a sus padres dirigirse al trabajo o al centro comercial.

Otra imagen muy actual

En el caso de las aspiradoras automáticas, se puede afirmar un verdadero acierto por parte de los creadores de la familia futurista. Pensar en aparatos electrónicos que limpien la casa de manera autónoma, no podía ser más que una fantasía hace 60 años.

Otra imagen muy actual

Hoy, y desde ya hace algunos años, son una realidad. Varios modelos de distintas marcas se ofrecen en el mercado y son cada vez más los hogares que cuentan con una. Estos objetos se están convirtiendo en los principales enemigos de los gatos.

Gran acierto

Otro éxito de los creadores de Los Supersónicos son los dispositivos digitales para consumir noticias. Claro, era más sencillo anticipar el final de los diarios o de ese estilo de información. Son muchos quienes se encargaron de decretar la extinción de esta manera de informarse.

Gran acierto

Sin embargo, el tiempo le dio la razón a la familia de Ciudad Órbita. Puede que los diarios en papel cada vez circulen menos, pero la información se trasladó a lo digital, y no por eso pierde calidad o eficacia.

Para salir a correr

Otro dispositivo electrónico anticipado por Los Supersónicos. Si bien el universo plasmado en Ciudad Órbita tiene algunos detalles todavía lejanos e inimaginables, la cantidad de aparatos y tecnologías que acertaron es realmente llamativa.

Para salir a correr

En este caso, hasta los auriculares inalámbricos, algo que recién pudo verse con frecuencia hace pocos años. La eliminación de los molestos cables es un campo en el que los avances tecnológicos intentan mejorar día a día, sin embargo, los Sónico ya lo pensaron antes.

Cometín era un cometa

Los drones o dispositivos voladores no eran la única forma en que la familia Sónico se transportaba en su Ciudad Órbita. Los guionistas tuvieron la brillante idea de anticipar lo que hoy se conoce como Jetpacks o mochilas propulsoras.

Cometín era un cometa

Sin embargo, todavía no son aplicadas para espacios cotidianos como la vía pública u otros escenarios, sino para situaciones más específicas. Pero, con el objeto creado, ya no cuesta nada soñar con una ciudad donde cada persona tenga su propulsor individual.

Sonrían que saluda el futuro

Un gran acierto de Los Supersónicos: las pequeñas cámaras fotográficas. Aunque todavía no están incluidas en los robots asistentes, sí fueron visionarios en anticipar que los dispositivos de fotografía serían cada vez más pequeños.

Sonrían que saluda el futuro

Esto ya era una tendencia en la década del ’60. Si se comparan las cámaras de esa época con las de años anteriores, ya puede apreciarse la reducción de tamaño. Sin embargo, estos pequeños dispositivos de Robotina incluso se parecen a las actuales cámaras ocultas.

Utopías cercanas

La clonación es una polémica técnica científica que en el mundo de Los Supersónicos ya estaba presente. Durante un episodio, Súper se clona a sí mismo para enviar a su repetición a trabajar, mientras él se queda en la casa.

Utopías cercanas

Si bien todavía es lejana esa opción, el planeta entero quedó impactado cuando se conoció la noticia de la oveja Dolly, primer mamífero clonado con éxito, en 1996. Solo es cuestión de tiempo para poder mandar una copia al trabajo y quedarse leyendo más artículos.

Ya nos acompañan

¿Quién podría decir, hace casi 60 años, que los comandos por voz iban a ser una realidad? Claro, la familia Sónico. Los creadores de la serie son de las pocas personas que pudieron prever cómo serían los controles de muchos dispositivos electrónicos en el futuro.

Ya nos acompañan

Por un lado, están los receptores de voz, muy similares a los que tienen los smartphones actuales. Por el otro, los teléfonos inalámbricos. ¡Solo les faltó combinarlos y hubieran sido más grandes que Steve Jobs!

Amigos robóticos

El perro metálico del jefe de Súper es una realidad cada vez más similar en algunas fábricas y depósitos, donde la robótica ya domina muchas tareas. El Señor Júpiter, habitual malhumorado y poco amistoso con el padre de la familia, le presenta a su perro llamado Sentro.

Amigos robóticos

Los creadores de la serie ya vieron venir cómo las máquinas podrían combinarse con los humanos tanto en el campo laboral como en la vida cotidiana. ¡Parece que leyeron muchos libros y vieron incontables películas!

Hasta las formas de producir

Claro que es muy fácil, hoy en día, conocer un mundo donde los botones y dispositivos electrónicos dominan el mercado laboral. Las computadoras son una de las herramientas principales de las compañías en todo el planeta.

Hasta las formas de producir

Y, en las fábricas, muchos problemas se arreglan con botones. Pero nada de esto estaba en la cabeza de las personas en 1962. Aunque sí de unas pocas mentes creativas, como los guionistas de Los Supersónicos, los “Nostradamus” de la tecnología.

Perros humanizados

Astro, la mascota canina de la familia Sónico, es un perro con características muy particulares. Incluso, en ocasiones, puede expresarse hablando. Aunque los canes de hoy en día no pueden hacerlo, y tal vez no sea parte de la evolución, sí existen objetos que Los Supersónicos anticiparon para su amigo peludo.

Perros humanizados

Las cintas giratorias para que los cachorros corran y gasten energía ya son una realidad. Además, toda una industria dedicada a objetos y comodidades para los perros era inimaginable por aquellos años.

Visionarios en espectáculos

Resulta muy llamativo ver como a Súper le chequean un pase o boleto de ingreso. La mecánica es muy similar a los códigos QR actuales o a las máquinas de tickets. Sea cual sea la comparación, es evidente que durante la época en que se creó la serie, estos mecanismos eran inexistentes.

Visionarios en espectáculos

Nuevamente, el genio creativo de Hanna-Barbera demostró que muchos aspectos del futuro son posibles de imaginar, sin entrar en ninguna situación exageradamente absurda.

El futuro cercano

La medicina en el universo de Los Supersónicos es otro detalle particular, en el que sus creadores se encargaron de imaginar avances beneficiosos para toda la humanidad. En ese trabajo, coincidieron con algunas situaciones, por ejemplo las píldoras robóticas.

El futuro cercano

Algunas estimaciones indican que estos objetos podrían reemplazar a las vacunas. Ya es común que los medicamentos lleguen en forma de pastillas y, aunque todavía no es tan frecuente como en Ciudad Órbita, cada vez más laboratorios acuden a esta tecnología.

También el desastre ambiental

Existe una historia un poco oscura detrás de Los Supersónicos. Parece que la ciudad tuvo que extenderse hacia arriba debido a la destrucción por contaminación que quedó más cerca de la superficie. Por este motivo, y por la falta de oxígeno, los habitantes tienen que protegerse con cápsulas al entrar en contacto con el exterior.

También el desastre ambiental

Aunque las mascarillas protectoras son un poco más pequeñas, no deja de llamar la atención cómo se anticiparon los métodos de cuidado extremo que se usan en la actualidad.

El delivery electrónico

Hace varios años ya son comunes las máquinas dispensadoras de comida. Tanto en las escuelas, como en aeropuertos o centros comerciales, estos dispositivos ofrecen bocadillos a cambio de monedas.

El delivery electrónico

Sin embargo, una familia de la década del ’60 ya contaba con esta mecánica mucho antes que la sociedad actual. Solo resta que los dispensadores de comida ofrezcan platos más completos y deliciosos para poder vivir la mejor parte del futuro. Unos pollos fritos o hamburguesas automáticas no vendrían nada mal.

Nuevas formas de despertar

Hoy en día, gracias a los smartphones y relojes inteligentes, es posible programar las voces o melodías deseadas para la función de despertador. Claro que, hace muchos años, era una tecnología utópica. Aunque a Súper nada lo detenía y el padre de familia ya contaba con su propio comando de voz para levantarse por las mañanas.

Nuevas formas de despertar

No es necesaria una casa inteligente para contar con esta función en la actualidad. ¡Por lo que se puede decir que es una profecía cumplida!

Consultas virtuales

Al igual que las videollamadas o las clases por Zoom, otra comunicación de la vida cotidiana tuvo que realizarse a través de la tecnología: las consultas médicas. La utilización de la telemedicina se vio incrementada en los últimos tiempos de pandemia.

Consultas virtuales

Tener una pantalla con tanta calidad para que el doctor pueda generar un diagnóstico eficiente no estaba en los planes de ninguna institución en la década del ’60. Hoy en día, las personas buscan evitar por todos los medios acudir a una clínica por problemas menores.

En algún momento llegarán

Los famosos autos voladores de Los Supersónicos son un elemento con el que millones de personas en aquella época identificaban al futuro. Decir que ya son una realidad sería exagerar un poco. Sin embargo, existen prototipos muy avanzados que pueden acercarse a esa fantasía futurista.

En algún momento llegarán

De todas formas, al situarse la familia en 2062, todavía queda bastante tiempo para adaptar las calles y las ciudades a estos soñados objetos voladores. ¡Habrá que hacer apuestas para ver si se llega o no!